Este superalimento también tiene beneficios... ¡Que no son alimenticios!

Este superalimento que ha cambiado la vida no solo de los que también lo consumen.

La quinua ha demostrado ser un superalimento con cientos de beneficios para la salud. Sin embargo, los beneficios no son solo para quienes consumen, sino para quienes cosechan .   

¿Cómo se puede modificar la vida de los pequeños agricultores que se dedican a la Quinoa?  En Perú, las ganancias de la quinua han logrado, por ejemplo, que la hija de Rodrigo Cisneros estudió en una universidad de Lima. 

Las cosas han cambiado para los productores, hace cinco años, Cisneros tenía una pequeña parcela de tierra donde cultivaba alimentos, principalmente para el consumo familiar. Hoy junto a dos hermanos más de 20 hectáreas de tierra y emplean a 15 obreros agrícolas. 

También le han permitido comprar un panel solar, que trajo la electricidad a su casa, por primera vez. Ahora Cisneros puede disfrutar de lo que significa tener electricidad en casa. 

La quinua es rica en proteínas, baja en carbohidratos y no tiene gluten.

Sobre el precio de la quina, Cisneros comenta "¿Es un superalimento? La gente no paga un buen dinero por ella si no fuera así" .   

 

 

Libre competencia

En la última década, el precio de la quinua en Perú ha aumentado más del 500% entre 2005 y 2014, la producción también aumentó de 32.590 a 114.725 toneladas en el mismo período , según los datos del Ministerio de Agricultura.   

El aumento de consumo de la quinua también ha transformado la vida de Fredy Bautista y Yudy Cisneros, cuya granja tiene un tamaño de 12 hectáreas, desde 2012.

"Ahora podemos darnos una educación a nuestros hijos y comprarmos una casita" , dice Yudy Cisneros. De momento, la pareja no tiene electricidad, usan velas y queroseno.  

Sobre su estilo de vida, Fredy comenta: "Nos hemos adelantado y nos levantamos cuando hay luz, eso es lo que la gente en el campo siempre ha hecho" .   

Sin embargo, desde 2014 se trata de un nuevo problema, competencia extranjera.  el precio de la quinua ha caído un 75% desde 2014, porque en países como Estados Unidos, Canadá y Argentina han comenzado a producirla.

Un legado familiar

Yudy y Fredy también crecieron comiendo quinua.

"Nuestros hijos comen la quinua para el desayuno, con leche, azúcar y olor de olor. Para el almuerzo, lo pongo en sopa con verduras y un poco de carne, cilantro y perejil"  , dice ella.

John Bliek, miembro de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), dice que los países productores tienen sus propios competidores, pues la quinua  "es un producto peruano que tiene fuertes raíces culturales". 

"Hay una historia que dice que hace 3000 o 5000 años, las estrellas regalaron la quinua a los indígenas aymaras" , cuenta. 

Según Bliek, "Estas raíces culturales brindan a los agricultores locales beneficios sobre las personas que intentan copiarlos" .